deutsch  english  français  italiano  español
deutsch  english  français  italiano  español
 Envío gratis a partir de 50 €
 (importe del pedido)
 No es necesario pagar por
 anticipado (factura)
 Entrega rápida
 Atención al cliente
 (Lu-Vi)
 +43 1 2350329 41
Acceso clientes
E-Mail:
Contraseña:
 
¿Ha olvidado su contraseña? 

natural - sano - bello
Über fangocur
Haut
Verdauung
Magen Darm
Mund Rachen
Schönheit
Muskeln und Gelenke
 
Causas del acné
Acné: tipos - causas - formas de tratamiento - remedios

¿Qué es acné y cuáles son sus causas?

La palabra acné viene del griego akmé (literalemte "madurez, culmen"). Es una de las afecciones cutáneas más comunes en el mundo entero. El acné común suele presentarse durante la adolescencia y tiene su causa en el folículo piloso bloqueado por sebo acumulado. Una secreción excesiva de las glándulas sebáceas, junto a una acumulación de celulas muertas, produce un tapón en el canal folicular y lleva a la creación de un comedón (espinilla, punto negro). La inflamación del comedón y, consiguientemente, los pequeños abcesos llenos de pus se deben a gérmenes que se introducen en la piel. Cuanto más profundo llega la inflamación, más posiblemente deja una cicatriz. Las zonas más afectadas por el acné común suelen ser la cara y zonas con muchas glándulas sebáceas, como la espalda o el pecho. Por lo general, el acné común desaparece al haber alcanzado la madurez sexual (es decir después de la adolescencia) pero puede volver a presentarse durante la menstruación (acné menstrual).

La hidradenitis supurativa (un tipo de acné que afecta también adultos, llamado acné inversa) es una inflamación grave de las glándulas sebáceas y de los folículos pilosos (a causa de poros entaponados) en zonas como las axilas, la ingle y el área anal.

Afecciónes cutáneas de tipo acné también pueden tener su origen en la vida laboral, cuando la persona entra constantemente en contacto con ciertos hidrocarburos clorados como p.e. cloronaphthalene (acné clórico), vapores de alquitrán (acné por alquitrán), petroleo o aceites lubrificantes (acné por aceite, sarna por aceite). El acné también puede aparecer trás ingerir preparados de yodo y bromo (acné por yodo, acné por bromo). Personas muy sensibles también pueden presentar acné después de tomar preparados de corticosteroides (acné esteroideo).

Resulta que hay muchos tipos diferentes de acné que no sólo afectan a jóvenes, sino que cada vez más también a adultos y hasta a personas mayores. Curiosamente no se han observado tipos de acné como el acné común o la hidradenitis supurativa en animales.

Los síntomas del acné (acné común y acné inversa) suelen ser enrojecimientos, hinchazones, picazón y dolor a causa de los poros taponados. En caso de inflamaciones bastante grandes, hay peligro de inflamación de los ganglios linfáticos, dolores de cabeza, fiebre y sepsis. Formas severas de acné con grandes inflamaciones dejan probablemente cicatrices.

Muchas veces se crea un círculo vicioso: El picor induce a las personas afectadas a rascarse, lo cual irrita aún más la piel y los granos se infectan por bacterias. También aumenta la posibilidad de dejar cicatrices a causa de heridas provocadas por rasguños. En este caso, el tratamieno del acné debe incluir una medida contra el picor. De todo lo dicho, podemos deducir que el tratamiento de acné (acné común y acné inversa) sólo puede ser eficaz al considerar todas las causas y todas las circunstacias que provocan acné.

Posibles problemas psicológicos y sociales de los afectados no se suelen tomar en serio, aunque se ha comprobado que personas con acné sufren estigmatización a causa del aspecto de la piel y, también, por las secuelas del acné (cicatrices). Por lo tanto, el tratamiento del acné (acné común o acné inversa, y los demás tipos de acné) así como de granos, espinillas, barros, etc. tiene que elegirse a conciencia. Asimismo, hay que proceder con cuidado contra las heridas y el picor, ya que dejan cicatrices.

Causas del acné (inversa y común)

La causa principal es un desequilibrio en las hormonas sexuales, parcialmente por factores hereditarias. A esto se añade una inflamación purulenta provocada por agentes como el propionibacterium acnes y estafilococos. Aparte, factores exógenos como estrés, tabaco, una alimentación incorrecta, así como sustancias comedogénicos de cosméticos pueden provocar y empeorar el acné.
Las causas, brevemente resumidas, son:

Andrógenos (hormonas sexuales masculinos):
Los andrógenos aumentan el tamaño de las glándulas sebáceas (hiperplasia de las glándulas sebáceas)

Radicales:
Estimulan, junto a los andrógenos, la síntesis lipídica de las glándulas sebáceas.

Bacterias:
El Propionibacterium acnes tiene un papel decisivo, sobre todo en el desarrollo de la inflamación. La bacteria se introduce en la piel a través de poros taponados y provoca inflamaciones.

Sustancias comedogénicos:
Las sustancias comedogénicos (sustancias que causan y empeoran comedones) obstruyen la descamación de la capa córnea de la piel. Consiguientemente, favorecen los comedones. Algunos cosméticos contienen sustancias comedogénicos.

El tabaco:
Se ha comprobado científicamente que el humo del tabaco contiene hidrocarburos policíclicos aromáticos y ácidos araquidónicos, que se liberan por un aumento de la actividad del fosfolipasa A2, lo cual agrava aún más el efecto inflamatorio del ácido araquidónico.

Estrés:
La hormona de estrés (hormona liberadora de corticotropina) influye en la génesis lipídica y en la trasformación de DHEA en testosterona.

Alimentación:
Distintos alimentos, así como una alimentación incorrecta, perjudican el metabolismo de la piel y pueden provocar granos y espinillas. Al inflamarse los granos, espinillas, etc., se transforman en acné.

Formas del tratamiento de acné (inversa o común)

El tratamiento, que suele realizarse durante un tiempo muy prolongado, depende de la gravedad del acné. En el caso de inflamaciones severas y pústulas purulentas, se recetan antibióticos orales. Tipos menos graves de acné se tratan con remedios tópicos, como cremas y geles libres de grasa que contienen sustancias activas como ácido salicílico, peróxido de benzoilo, azufre, ictiol, ácido de vitamina A o antibióticos. Otras medidas muy comunes son exfoliaciones y descamaciones químicas, fototerápias con lámparas de rayos UVA, baños de vapor caliente o cataplasmas calientes. Para tratar casos graves de acné común o acné inversa, se recetan preparados de vitamina A (retinoides vía oral como p.e. isotretinoína). Para chicas y mujeres jóvenes también existen preparados de hormonas combinadas (estrógeno y antiandrógeno).
Otro aspecto importante en el tratamiento es una dieta libre de grasas animales (embutidos, etc.) y libre de grasas de cacao (chocolate). Una digestión sana y una alimentación equilibrada y sana son fundamentales en el tratamiento del acné. 

Los consejos de fangocur para el tratamiento de acné, granos, espinillas, etc.

Por desgracia, todavía predomina el tratamiento convencional basado únicamente en medicamentos. Sin embargo, recomendamos un tratamiento más completo, así como un tratamiento a base de remedios naturales. El tratamiento de acné de fangocur es puramente natural, libre de ingredientes químicos y regula el metabolismo natural de la piel. Le recomendamos la combinación de la Mascarilla Mineral contra Acné y la bebida Bentomed de fangocur como remedios eficaces y puramente naturales contra acné (acné común, acné inversa y todos los demás tipos de acné). Aparte, conviene limpiar diariamente la piel con el Jabón Mineral contra Acné suave y cuidar e hidratarla con la Crema Mineral Nº4 adaptada especialmente a los demás productos anti-acné.

 
© fangocur España 2003-2019

  created-de01 with ed-it.® 3.3b-v3-de01