deutsch  english  français  italiano  español
deutsch  english  français  italiano  español
 Envío gratis a partir de 50 €
 (importe del pedido)
 No es necesario pagar por
 anticipado (factura)
 Entrega rápida
 Atención al cliente
 (Lu-Vi)
 +43 1 2350329 41
Acceso clientes
E-Mail:
Contraseña:
 
¿Ha olvidado su contraseña? 

natural - sano - bello
Über fangocur
Haut
Verdauung
Magen Darm
Mund Rachen
Schönheit
Muskeln und Gelenke
 
Alimentación y acné
Alimentación y acné, granos, espinillas e impurezas

Hasta la fecha, no se ha podido comprobar científicamente la conexión entre la alimentación y los brotes de acné. Se sabe de ciertos trastornos metabólicos, provocados por una alimentación incorrecta, que provocan o empeoran un acné ya desarrollado. Entre estos trastornos cuenta un aumento del nivel de glucosa en la sangre (como ocurre en pacientes de diabetes mellitus no tratado). También hay informes según los cuales el acné empeora gravemente con alimentos ricos en azúcar, ácidos, leche, aceite, etc.

Acné, granos, espinillas, etc. y la alimentación

Según investigaciones científicas, los hidratos de carbono de alto índice glucémico (pan, pasteles, bizcochos, patatas fritas, etc.) provocan justamente los cambios hormonales relacionados al acné. Los hidratos de carbono aumentan el nivel de azúcar en la sangre y estimulan, consiguientemente, la producción de insulina. Este proceso influye también en otras hormonas que, por su parte, aumentan la secreción de grasa de la piel. Consiguientemente, los poros taponados por sebo crean un entorno perfecto para bacterias y favorecen granos, comedones (espinillas, puntos negros), barros, etc. 

Una alimentación basada en hidratos de carbono de bajo índice glucémico (es decir: mucha verdura y fruta) podría, entonces, contituir una medida eficaz en el tratamiento del acné.

Nuestro consejo para acné e impurezas de la piel: analizar los hábitos alimenticios y, si necesario, cambiarlos

La única posibilidad de averiguar si en su caso el acné se relaciona a la alimentación, es un experimento radical: prescinda durante unas semanas de todos los alimentos que contienen azúcar (lea las etiquetas de los productos) o de todos los lácteos (sobre todo mujeres). Cuidado: en el caso de una recaída y un nuevo brote, la mejoría conseguida durante el tratamiento se detiene inmediatamente ya que éste necesita semanas. Por lo tanto, es importante cambiar los hábitos alimenticios a largo plazo.

A propósito: no tiene que tener miedo a una hipoglucemia, porque las frutas y los zumos de fruta contienen suficientes azúcares (fructosa) y también las sustancias nutritivas de la leche se encuentran en otros productos más fáciles de digerir.

Por lo general, un estilo de vida más sano (ya sea vegetariano, integral, etc.) aporta grandes ventajas. Resulta beneficioso para el bienestar general, la esperanza de vida y la actividad física. No obstante, depende de otros factores si también mejora el acné, pero -de todas formas- vale la pena intentarlo.

El papel de la alimentación en el tratamiento de acné

Anque no se haya comprobado científicamente, todos nos damos cuenta de la influencia que tiene la comida en nuestra piel. Ciertos alimentos, y también el alcohol, provocan irritaciones en la piel (piel grasa, granos, espinillas, comedones etc.). Es por eso por lo que estamos convencidos de que una alimentación correcta tiene también un papel decisivo en el tratamiento del acné. Ya que, antiguamente, los alimentos eran más naturales y menos grasos e industriales, el acné era, hasta hace unas décadas, todavía una excepción poco común en los adolescentes. 

La digestión es un factor muy influyente en muchas enfermedades y, aún más, en las enfermedades cutáneas, puesto que la piel es el mayor órgano excretor y metabólico de nuestro cuerpo. Por lo tanto, no sorprende que los hábitos alimenticios de hoy en día exijan demasiado a la piel. Una alimentación sana permite una digestión sana, la cual tiene efectos positivos sobre la piel.


Alimentación y fangocur: una combinación eficaz contra acné

En este sentido, la bebida Bentomed de fangocur es un tratamiento sistémico eficaz como complemento al tratamiento tópico. La arcilla medicinal desintoxica por sus propiedades absorbentes y adsorbentes: liga toxinas acumuladas en el aparato gastrointestinal y los excreta. Los ingredientes como azufre, minerales y electrolitos llegan desde dentro a las capas de la piel y pueden mejorar notablemente el aspecto de la piel. Especialmente cuando combina Bentomed con un cambio en los hábitos alimenticios, notará una mejoría enorme del aspecto de su piel.

La combinación ideal para tratar acné, granos, barros, espinillas, comedones, etc. :

Mascarilla Mineral contra Acné en combinación con la bebida Bentomed de fangocur.

Para la limpieza diaria de la piel sensible y con acné:

El Jabón Mineral contra Acné se adoptó especialmente a las necesidades de la piel con acné; limpia de manera suave, natural y sin irritar la piel. Libre de ingredientes químicos.

Para el cuidado diario de la piel sensible y con acné:

La Crema Mineral Nº4 de fangocur fue especialmente elaborada para la piel sensible y para la piel con acné. Se adecúa perfectamente al kit de nuestros productos contra acné.

 
© fangocur España 2003-2019

  created-de01 with ed-it.® 3.3b-v3-de01