deutsch  english  français  italiano  español
deutsch  english  français  italiano  español
 Envío gratis a partir de 50 €
 (importe del pedido)
 No es necesario pagar por
 anticipado (factura)
 Entrega rápida
 Atención al cliente
 (Lu-Vi)
 +43 1 2350329 41
Acceso clientes
E-Mail:
Contraseña:
 
¿Ha olvidado su contraseña? 

natural - sano - bello
Über fangocur
Haut
Verdauung
Magen Darm
Mund Rachen
Schönheit
Muskeln und Gelenke
 
Noticias
El dolor – ¿una maldición o más bien una bendición?
(16.09.2019) atrás
Los dolores son una señal de emergencia, para señalar que algo no está bien
El dolor indica que el cuerpo es dañado y que se deben tomar medidas para evitar estos daños
 
Lamentablemente el objetivo de muchos médicos es combatir prontamente el dolor en lugar de combatir la causa del dolor
Los médicos buenos siempre van a fijarse en la causa del dolor y no solamente van a combatir el dolor con la ayuda de medicamentos
 

Todo tipo de dolor afecta a nuestro bienestar y prontamente hacemos todo para liberarnos de él. Consultamos al médico, vamos a la farmacia o nos informamos en internet. Así esperamos liberarnos del dolor. La medicina moderna tiene el objetivo de deshacerse lo más rápidamente posible del dolor. Pero, ¿es este el buen camino?

La ausencia de dolor es una señal de una buena vida, de manera que no es sorprendente que los hombres capaces de prevenir o eliminar el dolor siempre han estado y estarán muy renombrados.

El deseo de eliminar el dolor es un instinto natural y vital del hombre.

El dolor en sí no nos parece como un milagro o algo positivo, sino más bien nos esforzamos para evitar dolores. Pero, a través del dolor, el sistema nervioso nos indica que algo en nuestro cuerpo está mal. El dolor es una señal de emergencia y un indicio de que debemos modificar algo para evitar que el cuerpo se dañe.

El comportamiento que sirve para reducir el dolor frecuentemente también ayuda a restablecer la salud corporal. Si el dolor se mejora, esto nos indica que nos encontramos en el buen camino. Gracias a la medicina moderna hemos ido perfeccionando este camino de deshacerse del dolor y de restablecer la salud. A través del diagnóstico (búsqueda de la causa de dolores), de la reducción de causas de enfermedades y del uso de remedios para el alivio – o incluso la eliminación – del dolor la medicina ha logrado enormes avances.

A pesar de la eliminación del dolor, sus causas muchas veces persisten y continúan dañando al cuerpo.

Por desgracia estos avances hasta ahora se han convertido en una maldición. Las posibilidades modernas de combatir el dolor nos ofrecen ventajas completamente nuevas, de las que ningún ser vivo ha podido aprovecharse hasta hoy en día. Los analgésicos modernos y las opciones para elegir también nos causan nuevos dilemas. Numerosos pacientes sufren de dolores, cuyas causas se deberían eliminar. Motivarlos a modificar su comportamiento puede ser una tarea infructuosa y desagradecida. Porque una cosa está clara: muchos pacientes quieren sentirse mejor, pero con el menor esfuerzo posible. Como el paciente piensa: “Si me siento mejor también estoy mejor”, no ve la necesidad de cuestionar su estilo de vida y de eliminar la causa del dolor. Para los médicos igualmente hay la tentación de no investigar la causa a fondo. Es mucho más fácil decirle al paciente lo que quiere escuchar y de permitirle lo que más desea.

Combatir los síntomas lamentablemente se ha vuelto muy fácil hoy en día: averiguar, qué es lo que le duele al paciente y decidir entonces, qué medicamento es el más eficaz para combatir los dolores. El camino más largo y más exigente es él de averiguar la causa y de comunicarle la paciente, lo valioso y provechoso que es combatir la causa. Por desgracia no todos los médicos eligen el camino exigente.

Nosotros de fangocur le queremos motivar a un comportamiento sano a largo plazo.

Así que mantenga un espíritu crítico si su médico le prescribe medicamentos para eliminar dolores. Pregunte por la causa del dolor y no se contente con el argumento que es debido a causas genéticas. Sea crítico, piense autónomamente e intente todo para averiguar la verdadera causa del dolor.

Frecuentemente se trata de un problema provocado por una alimentación inadecuada (ésta en muchos casos representa la causa principal), por la falta de ejercicio o por demasiado estrés psíquico.

Especialmente una alimentación sana puede contribuir enormemente a la salud. No tome esto a la ligera y no confíe ciegamente en el asesoramiento de “especialistas”. Ya se ha reconocido científicamente (aunque todavía se escucha el contrario) que una dieta basada en productos integrales y vegetales, pobre en grasa (con poca o sin grasa sin importar el tipo y con pocos o sin productos animales) es lo más provechoso para su salud.

Fuente: Douglas J. Lisle/Alan Goldhamer: The Pleasure Trap: Mastering the Hidden Force That Undermines Health and Happiness. Book Pub Co, 2007.
Dr. Douglas J. Lisle y Dr. Alan Goldhamer llevan más de 40 años abogando por una nutrición moderna. Dirigen una clínica en los EE.UU., en la que se tratan enfermedades crónicas con gran éxito científicamente probado a través del ayuno de agua y de un cambio de dieta.

-------------------------------

¿Tiene alguna pregunta respecto a este tema o a nuestros productos? Nos alegramos de poder ayudarle:

>>> Correo electrónico: service@fangocur.es
>>> Teléfono: 0043 1 2350329 41

-------------------------------

Nos alegramos si nuestros productos le ayudan en el camino a la salud duradera:

Eche un vistazo a nuestra tienda en línea. ¡Haga clic aquí!

 
© fangocur España 2003-2020

  created-de01 with ed-it.® 3.3b-v3-de01