deutsch  english  français  italiano  español
deutsch  english  français  italiano  español
 Envío gratis a partir de 50 €
 (importe del pedido)
 No es necesario pagar por
 anticipado (factura)
 Entrega rápida
 Atención al cliente
 (Lu-Vi)
 +43 1 2350329 41
Acceso clientes
E-Mail:
Contraseña:
 
¿Ha olvidado su contraseña? 

natural - sano - bello
Über fangocur
Haut
Verdauung
Magen Darm
Mund Rachen
Schönheit
Muskeln und Gelenke
 
Noticias
Suplementos alimenticios: ¿Sanos o incluso nocivos?
(30.03.2020) atrás
Solo se deberían tomar suplementos alimenticios en casos extraordinarios
Los suplementos alimenticios son un buen negocio. Pero ¿son también buenos para el cuerpo?
 
La verdura de diferentes colores es pura salud para el cuerpo
Ninguna píldora del mundo puede ser tan beneficiosa como la fruta y la verdura frescas
 

 
 
El mercado para los suplementos alimenticios está creciendo y las grandes empresas farmacéuticas ya se aprovechan de esta corriente. El principal argumento a favor de estos remedios es que uno nunca puede tener suficientes vitaminas y oligoelementos. Esto suena convincente, pero ¿realmente son tan sanos estos productos?

Animados por intereses comerciales y la esperanza de poder “mejorar” la obra de la naturaleza, los investigadores y las empresas han desarrollado miles de productos a base de sustancias nutritivas aisladas y concentradas. El principio es simple: Primero, se busca una sustancia natural con algún efecto farmacológico, se prepara para poder fabricarla en grandes medidas y para vendérsela a los consumidores como “remedio natural potente”.

Los suplementos alimenticios son concentrados de nutrientes aislados y sintéticos.

Estos concentrados de sustancias nutritivas supuestamente pueden compensar los efectos de nuestros malos hábitos y pueden resolver cualquier problema de salud naturalmente y sin efectos secundarios. Las enormes ganancias animan a las empresas a seguir vendiendo estos productos, aunque no tengan efectos. La esperanza de los clientes de encontrar una solución simple para sus problemas de salud les asegura cifras de ventas estables. Pero ¿existen pruebas científicas, estudios o pacientes curados que apoyen esta teoría?

¿Efectivamente tenemos un problema de carencia o más bien un problema de exceso?

Los suplementos alimenticios pueden combatir una deficiencia, pero no un exceso. ¿El problema realmente está en la deficiencia? ¿Cuántos amigos o conocidos tiene usted que sufran de enfermedades causadas por carencias, tales como el escorbuto (causado por la falta de vitamina C), el beriberi (causado por la falta de vitamina B1) o la pelagra (causada por la falta de niacina)? ¿Cuántas personas conoce usted que sufran de una falta de proteínas o de ácidos grasos? Probablemente ninguna. Pero, invirtamos la perspectiva: ¿Cuántas personas conoce usted que sufran de enfermedades causadas por un exceso en la alimentación, tales como un exceso de grasa, de colesterol, de sal, de proteínas o simplemente de calorías? Podemos asegurar sin duda que conocemos más personas sufriendo de sobrepeso, de enfermedades cardíacas, de arteriosclerosis, de hipertensión, de artritis y de diabetes mellitus que personas sufriendo de enfermedades provocadas por deficiencias.

Numerosos estudios grandes recomiendan cuidado con el consumo de suplementos alimenticios.

Dos estudios de renombre del año 2008 llegaron a la conclusión de que el beta-caroteno, la vitamina A y la vitamina E tomados solos o en combinación con otras sustancias antioxidantes conllevaban un aumento de la tasa de mortalidad. Numerosos estudios aleatorizados dan prueba de que los suplementos alimenticios mayoritariamente no tienen efecto alguno o pueden ser peligrosos. No estamos hablando de pequeños estudios con unos cientos de participantes, sino de grandes estudios de eficacia con más de 20.000 sujetos de prueba o, por lo menos, miles de personas.

Solo las plantas contienen un conjunto de nutrientes en una forma aprovechable para el cuerpo.

Ningún suplemento alimenticio del mundo puede imitar la composición perfecta de las plantas. Cada componente sano de fruta o verdura está acompañado de un conjunto de únicas sustancias buenas para las salud. Cada planta contiene una mezcla especial de miles de proteínas, grasas, carbohidratos, fibras, vitaminas, minerales y otras sustancias fitoquímicas. Los hombres extraemos las sustancias nutritivas de alimentos integrales mediante el proceso de masticar, avalar y digerirlos. A través del tracto digestivo, las sustancias nutritivas llegan a nuestro flujo sanguíneo y a miles de células. Las sustancias disueltas en la sangre atraviesan las paredes célulares y llegan al citoplasma en el interior de las células. La compleja interacción de nuestros alimentos con el cuerpo humano todavía no está investigada a fondo. La ciencia reconoce, sin embargo, que existe un frágil equilibrio. Si este equilibrio es alterado por la deficiencia o el exceso de una sustancia nutritiva –como por ejemplo por la toma de píldoras de vitaminas– el metabolismo celular se desequilibra.

Sugerencia:

Piense críticamente en cuanto a tomar suplementos alimenticios. Al igual que en el caso de medicamentos, una toma por un tiempo limitado y de acuerdo con una médica/un médico o una/un terapéuta puede tener sentido (por ejemplo la vitamina D para personas mayores, la vitamina B12 para veganos). Le recomendamos, de todos modos, de no tomar vitaminas sintéticas de manera inconsiderada. Esto es diferente para verdaderos remedios naturales como por ejemplo el hipericón, el ginko, la glucosamina, la hierba de cebada o el jengibre. Los verdaderos remedios naturales no son sustancias nutritivas aisladas, sino que enriquecen su alimentación en forma natural y sin modificaciones.

Fuente: Dr. John A. McDougall, The Starch Solution, capítulo 11: Just to Be on the Safe Side, Stay Away from Supplements, Rodale Books 2013.

Según Dr. T. Colin Campbell, coautor de la China-Study, Dr. John McDougall es uno de los mejores expertos entre los médicos que ejercen en el campo de la medicina basada en la alimentación. Miles de pacientes lo veneran como estrella.

Visite nuestra tienda online y descubra numerosos productos naturales para mejorar la salud:

¡Haga clic aquí!

 
© fangocur España 2003-2020

  created-de01 with ed-it.® 3.3b-v3-de01