deutsch  english  français  italiano  español
deutsch  english  français  italiano  español
 Envío gratis a partir de 50 €
 (importe del pedido)
 No es necesario pagar por
 anticipado (factura)
 Entrega rápida
 Atención al cliente
 (Lu-Vi)
 +43 1 2350329 41
Acceso clientes
E-Mail:
Contraseña:
 
¿Ha olvidado su contraseña? 

natural - sano - bello
Über fangocur
Haut
Verdauung
Magen Darm
Mund Rachen
Schönheit
Muskeln und Gelenke
 
Noticias
¡Este reconocimiento va a cambiar su vida!
(24.08.2020) atrás
Nuestro ADN no es lo único que determina nuestra salud. ¡Lo que hacemos nosotros mismos con nuestro cuerpo es mucho más importante!
Nuestros genes influyen en el estado de salud de nuestro cuerpo. Pero esta influencia muchas veces se sobrestima y hay la tentación de simplemente aceptar su “destino”.
 
Una dieta basada en plantas le mantiene sano y fuerte a largo plazo
Incluso si ya le aburrimos: Una dieta vegetal tiene enorme influencia en su salud
 

 
 
El color de los ojos, la estatura, el tipo de piel: se nos suele decir que todos estos parámetros físicos están determinados por nuestros genes. No es en balde que se observan similitudes físicas de miembros de la misma familia. Asimismo, es innegable que ciertas enfermedades están determinadas por los genes. Pero esto concierne menos enfermedades de lo que se cree generalmente. Si usted, por ejemplo, sufre de hipertensión o de niveles de colesterol elevados, no tiene por qué contentarse con este hecho. ¡Puede tomar las riendas de su salud!

Los genes no son todo – lo decisivo es lo que hacemos con ellos

Naturalmente hay cierto número de enfermedades (por suerte muy raras) que están únicamente determinadas por los genes. Demasiadas veces se escucha en la vida diaria que la hipertensión, el colesterol elevado, el asma o alergias se deben a una predisposición genética en la familia. Claro está que posiblemente estas enfermedades aparecen con mayor frecuencia en ciertas familias que en otras. Asimismo, es probable que ciertas personas nacen con mayor predisposición a estas afecciones que otras. Todos tenemos diferentes condiciones iniciales y diferentes constituciones físicas.

Si tenemos en cuenta que cada cuerpo está predispuesto y construido para la salud, resulta claro que nosotros mismos somos las herramientas mediante las cuales podemos evitar las enfermedades crónicas mencionadas arriba. Tampoco tenemos que contentarnos con ellas, en el caso de haberlas desarrollado en algún momento de nuestra vida. Mediante algunas sugerencias, fáciles de poner en práctica, se puede atenuar su intensidad o uno incluso se puede liberar completamente de ellas.

Evitar lo animal, preferir lo vegetal – así de fácil es el cambio

Examinando más de cerca la dieta occidental, que hoy en día está difundida en el mundo entero, queda inmediatamente claro que a largo plazo no puede ser saludable. Muchas veces, se empieza el día con una verdadera “bomba” de azúcar y grasa en forma de mermelada, mantequilla, jamón, queso y pan blanco o yogur. Asimismo, a mediodía muchas personas siguen comiendo platos ricos en carne o queso y en muchos países una cena pesada tarde por la noche representa una tradición fija. Pero nuestro organismo no está preparado para procesar estas cantidades enormes de azúcar, grasa y productos animales. Lo intenta lo mejor posible y se deshace de mucho a través del metabolismo.

Mientras uno es joven, el organismo trabaja muy eficazmente, por lo cual muchas personas se sienten bien y no ven la necesidad de cambiar su dieta. A lo largo de la vida, el organismo necesita hacer cada vez un mayor esfuerzo para poder garantizar el equilibrio corporal natural. De ello pueden resultar, tarde o temprano, afecciones tales como la hipertensión, la diabetes mellitus o los niveles de colesterol elevados. Si uno no actúa, incluso cuando se dan los primeros señales de alarma, la situación se puede agravar y llegar a provocar infartos o apoplejías. Todos queremos sentirnos bien y envejecer de manera sana y con fuerza. Así que ¡actuemos a tiempo y conscientemente! 

Los pasos pequeños llevan al éxito: así de fácilmente se logra el cambio

Muchas veces creemos encontrar las soluciones solo en interrelaciones complejas y no consideramos que una solución igualmente puede ser muy simple. Este es el caso en cuanto a la dieta. Cambie sus hábitos alimenticios a una dieta basada en plantas y productos integrales. Borre el azúcar industrial y los productos ricos en grasa, fritos o animales de su menú y sustitúyalos por verdura fresca de la temporada y de producción ecológica y productos integrales de alta calidad. El suministro de proteínas mejor se asegura comiendo alubias, lentejas y otras legumbres.

Usted no tortura a su cuerpo, sino que le da los alimentos idóneos para sanarse y mantenerse sano. Incluso si usted es la única persona en su entorno, sea valiente y cambie sus hábitos alimenticios. Si combina esta dieta con suficiente movimiento, pausas de descanso y suficiente sueño, realmente hace todo lo necesario para su salud.

Fuente:  https://www.drmcdougall.com/health/education/free-mcdougall-program
Dr. John McDougall es un médico estadounidense especializado en la área de la alimentación como medio para promover la salud.

Para un sueño relajante confíe en nuestra almohada de movilización TriggerSleeping. Esta almohada única fue desarrollada por el ortopeda y médico deportista Dr. Eduard Lanz para aliviar tensiones musculares durante el sueño.

¡Pedir TriggerSleeping aquí!

Para preguntas y para hacer un pedido estamos a su disposición bajo en número 0043 1 2350329 41

Los demás productos de fangocur producidos con cuidado para usted le esperan en nuestra tienda de salud.

 
© fangocur España 2003-2020

  created-de01 with ed-it.® 3.3b-v3-de01