deutsch  english  français  italiano  español
deutsch  english  français  italiano  español
 Envío gratis a partir de 50 €
 (importe del pedido)
 No es necesario pagar por
 anticipado (factura)
 Entrega rápida
 Atención al cliente
 (Lu-Vi)
 +43 1 2350329 41
Acceso clientes
E-Mail:
Contraseña:
 
¿Ha olvidado su contraseña? 

natural - sano - bello
Über fangocur
Haut
Verdauung
Magen Darm
Mund Rachen
Schönheit
Muskeln und Gelenke
 
Noticias
Queso – por qué debería evitar este alimento
(19.10.2020) atrás
Para muchas personas el queso es una verdadera delicia. ¡Pero ojo, porque no es sano!
Generalmente el queso es muy popular y existen numerosas variedades y diversos sabores. No es sorprendente que el consumo de queso en los últimos años ha aumentado enormemente.
 
El queso contiene grandes cantidades de grasa, colesterol y caseína – esto es todo el contrario de saludable para nuestro cuerpo.
Por desgracia, la caseína contenida en el queso absolutamente no es sana para nuestro cuerpo. Las grandes cantidades de grasa y colesterol también son perjudiciales.
 

 
 
De sabor intenso o suave, duro o blando o queso azul: existen tantas variedades y tantos diferentes matices de sabor. En muchas culturas una comida completa siempre incluye queso y el queso forma parte del patrimonio cultural y de la herencia culinaria. Hoy, por el contrario, le queremos explicar por qué puede representar una gran ventaja para la salud de abstenerse de este alimento.

Un perfil alimenticio desventajoso

Si tomamos una buena cena en un restaurante o invitamos a nuestros amigos a una cena en casa, el queso frecuentemente tiene un puesto fijo en el menú. Si no forma parte de uno de los platos principales, como tarde se sirve como cierre de la comida. Según un dicho popular “el queso cierra el estómago”. Principalmente esto es cierto. Por desgracia el queso cumple con esta tarea con demasiada eficacia.

Por lo tanto, el consumo regular de productos lácteos por lo general y de queso especialmente no es recomendable. Basta un vistazo a la biología común para comprender por qué: el hombre idealmente se alimenta de leche materna durante el periodo de lactancia, pero después de poco tiempo deja de ser amamantado. Esto demuestra que en la naturaleza no está previsto que el hombre se alimente de leche durante la vida entera; y mucho menos de leche de origen animal. Las vacas llegan a tener un peso mucho superior al del hombre, por lo cual su leche contiene incluso más nutrientes, es difícil de digerir y tiene un perfil alimenticio desventajoso para el hombre. La leche de oveja o de cabra es más fácil de procesar, pero un consumo regular tampoco es bueno.

El consumo de productos lácteos se recomienda con frecuencia para proteger al cuerpo de osteoporosis. Pero, nuevos reconocimientos científicos han demostrado que esta enfermedad en muchos casos se debe precisamente al hecho de que el cuerpo pierda calcio guardado por una alimentación rica en proteínas animales.

El Estudio de China confirma los efectos perjudiciales de productos lácteos tales como el queso

¿Los nutrientes contenidos en el queso solo pueden ser buenos para el cuerpo? Por desgracia, estudios de gran renombre contradicen esta perspectiva. Especialmente el Estudio de China. El estudio epidemiológico de mayor escala en el mundo entero, llevado a cabo por el científico de renombre Dr. T. Colin Campbell en los años 1970, no les concede buenas notas a los productos lácteos tales como el queso.

Este estudio confirma lo que entonces ya se había demostrado en numerosos experimentos con animales: los productos lácteos son capaces de fomentar el crecimiento de células tumorales. Esto no tiene nada que ver con el contenido en grasa o en colesterol, sino con la proteína animal; especialmente con la caseína que representa el 87% de la proteína contenida en leche de vaca y aparece en mayor concentración en el queso. La caseína, según el estudio de Dr. Colin Campbell, estimula todos los estadios del crecimiento tumoral. Todo el contrario se observa en cuanto a la proteína vegetal. Esta no ha dado indicios de fomentar el desarrollo de cáncer, ni siquiera en dosis muy altas.

Sin embargo, no se deben descuidar los altos contenidos en grasa y en colesterol, ya que estos favorecen el desarrollo de arteriosclerosis, de obesidad, de diabetes, de hipertensión y de muchas otras enfermedades. De los productos lácteos, el queso tiene un contenido especialmente alto en grasa y en colesterol.

Finalmente, el queso es difícil de digerir. Por su perfil alimenticio inadecuado para el cuerpo humano, especialmente las personas que sufren de problemas digestivos o de afecciones del tracto digestivo deberían evitar el queso, o reducir el consumo a un mínimo.

La dosis hace el veneno – en cuanto al queso una dosis relativamente pequeña

Si usted es un aficionado al queso, no tiene por qué abstenerse para siempre de esta delicia. Simplemente tenga en cuenta, qué efectos un consumo frecuente de este alimento puede tener para la salud y reduzca la frecuencia con la que lo come. Es recomendable tratarlo como uno de los estimulantes (como por ejemplo el café o el alcohol) y de solo consumirlo raras veces.

Fuentes:

Dr. Michael Greger y Gene Stone: Comer para no morir: Descubre los alimentos científicamente probados que previenen y curan enfermedades. Ediciones Paidós, 2016.
T. Colin Campbell y Thomas M. Campbell: El Estudio de China: El estudio de nutrición más completo realizado hasta el momento; Efectos asombrosos en la dieta, la pérdida de peso y la salud a largo plazo. BenBella Books, 2012.
Dr. J. McDougall: Dairy Products and 10 False Promises, Newsletter 2003.
British Medical Journal: Milk intake and risk of mortality and fractures in women and men, 2014.

¡Libere ahora su organismo de residuos de sus antiguos hábitos alimenticios mediante nuestra arcilla curativa de origen volcánico!

Pedir Bentomed aquí

¡Con mucho gusto le asesoramos!

Teléfono (L-J 8:00-17:00 horas, V 8:00-14:00 horas): +43 1 2350329 41

Correo electrónico: service@fangocur.es

 
© fangocur España 2003-2020

  created-de01 with ed-it.® 3.3b-v3-de01