deutsch  english  français  italiano  español
deutsch  english  français  italiano  español
 Envío gratis a partir de 50 €
 (importe del pedido)
 No es necesario pagar por
 anticipado (factura)
 Entrega rápida
 Atención al cliente
 (Lu-Vi)
 +43 1 2350329 41
Acceso clientes
E-Mail:
Contraseña:
 
¿Ha olvidado su contraseña? 

natural - sano - bello
Über fangocur
Haut
Verdauung
Magen Darm
Mund Rachen
Schönheit
Muskeln und Gelenke
 
Noticias
¿Son saludables los aceites y las grasas vegetales?
(23.11.2020) atrás
Reduzca el consumo de alimentos ricos en grasa tales como aceites, frutos secos, o agucate
No importa que los aceites, los frutos secos y los aguacates sean vegetales: los alimentos ricos en grasa de origen vegetal también son nocivos para la salud cardíaca y solo se deben consumir en muy pequeñas cantidades.
 
La grasa produce grasa – grasa vegetal hace engordar al igual que la grasa de origen animal
De grasa el cuerpo produce grasa. Los alimentos ricos en grasa, sin importar si son vegetales o animales contribuyen a la formación de depósitos de grasa en el vientre, las caderas o las nalgas.
 

Solemos asociar la grasa y los aceites vegetales con salud y bienestar. Pensamos en los frutos secos, el aceite de oliva, el aguacate y otros alimentos ricos en grasa. Pero, ¿es realmente correcto? ¿Son las grasas vegetales mejores que las grasas animales?

La grasa, sin importar de qué tipo, hace engordar

La grasa que usted come se deposita directamente en el vientre, el las nalgas y en la cadera. Para el suministro de energía el cuerpo utiliza los hidratos de carbono. La mayor parte de la grasa que consume es guardada y almacenada – mayoritariamente en el tejido adiposo debajo de la piel superficial y al rededor de los órganos internos.

Ahora viene la mala noticia: también las llamadas “grasas saludables” como el aceite de oliva hacen engordar. Ellas también son almacenadas por el cuerpo en forma de grasa. Claro que al cuerpo también le hace falta grasa para metabolizar ciertas vitaminas, para asegurar el aislamiento térmico, como apoyo de los órganos internos y para reparar las membranas celulares. Pero el cuerpo humano puede producir él mismo la mayor parte de las grasas. Incluso los alimentos supuestamente libres de grasa como por ejemplo las verduras contienen suficiente grasa. Por consiguiente, no tenemos que proporcionarle una gran cantidad de grasa al cuerpo y las pocas grasas esenciales, que realmente necesita, representan menos del dos por ciento del aporte calórico necesario. Por consiguiente, es casi imposible sufrir de una falta de grasas esenciales.

Una alimentación rica en grasa puede provocar arteriosclerosis (ateroesclerosis), infartos, diabetes y otras enfermedades

Los alimentos ricos en grasa, sin importar si se trata del aceite de oliva denominado “sano”, del aguacate o de los frutos secos, todos contienen mucha grasa y pueden perjudicar al cuerpo. En numerosos estudios se ha comprobado que solo una alimentación pobre en grasa es buena para la salud.

Los pioneros de la medicina alimenticia de los EE.UU. Dr. Dean Ornish y Dr. Caldwell Esselstyn consiguieron confirmar a través de estudios científicos que una dieta basada en plantas y pobre en grasa es capaz de reparar los daños del organismo producidos por arteriosclerosis, diabetes o infartos. Numerosos participantes del estudio pudieron cancelar una cirugía cardíaca planeada, gracias a la enorme mejoría de salud, y la enfermedad iba retrocediendo poco a poco.

La cantidad de grasa que consume no debería superar el 10-15 % de todo el aporte calórico. Es decir que no tiene que evitar la grasa por completo, pero debería tener el objetivo de reducir lo mejor posible el consumo de estos alimentos ricos en grasa. Especialmente debe tener cuidado con productos que efectivamente son concentrados de grasa, tales como los aceites.

Nuestra recomendación:

Absténgase de todos los productos animales (ellos contienen mucha grasa – incluso la carne blanca – y la proteína animal, que igualmente es nociva para nuestro cuerpo) o reduzca el consumo de estos a un mínimo, de ser posible a un máximo del 5-10% del aporte calórico completo.

Absténgase de todos los aceites vegetales, de los frutos secos, las semillas y los aguacates o reduzca el consumo de ellos a un mínimo (10-15% del aporte calórico). Con excepción de una cucharada de linaza molida al día, la que cubre la cantidad necesaria de ácidos grasos omega 3.

Fuentes:
Caldwell B. Esselstyn: Prevent and Reverse Heart Disease: The Revolutionary, Scientifically Proven, Nutrition-Based Cure. Avery Publishing, 2008.
Dr. Dean Ornish: Dr. Dean Ornish's Program for Reversing Heart Disease: The Only System Scientifically Proven to Reverse Heart Disease Without Drugs or Surgery. Ivy Books, 1995.

Nos alegramos de que encuentre útiles las informaciones que le proporcionamos. Con mucho gusto le asesoramos personalmente bajo el número 0043 123 503 29 41 o por correo service@fangocur.es

Descubra en nuestra tienda de salud los productos fangocur producidos con cuidado:

¡Aquí encuentra la tienda!

 
© fangocur España 2003-2020

  created-de01 with ed-it.® 3.3b-v3-de01